INFOGRAFÍA: ¿EDUCAS O ADOCTRINAS?


Las recientes metodologías y corrientes pedagógico-educativas en auge, hacen suponer un próximo cambio importante en el terreno docente. El empleo de la inteligencia emocional en el aula, el trabajo competencial o mediante la teoría de la Inteligencias Múltiples y un modo de evaluación más centrado en las habilidades que en los conceptos; vislumbra  el fin de la era de los contenidos. ¿Será que por fin dejaremos de asistir al adoctrinamiento en las aulas?


Adoctrinar es plantearse la educación desde el punto de vista de la transmisión de conocimientos, valores o ideas, sin un juicio o motivación por el análisis de las mismas. En un campo más amplio de su significado el adoctrinamiento se ha venido relacionando, además de con el ámbito educativo, con el mundo del marketing, la publicidad y sobre todo, la propaganda y el control social.

En palabras del teórico social estadounidense Noam Chomsky, que relacionó el adoctrinamiento con las políticas neoliberales y el capitalismo más radical:

"El sistema educativo se supone que entrene a la gente para ser obediente, conformista, que no piense demasiado, que haga lo que se le dice, que se mantenga tranquila, que no cause ninguna crisis a la democracia, que no haga preguntas y todo eso."

Pero educación -estarás de acuerdo conmigo- no es esto, o al menos, no sólo es esto. Educación es el proceso de aprendizaje de toda una serie de contenidos, habilidades, destrezas, ideas, valores, etc.; mediante diferentes métodos encaminados al desarrollo de la capacidad intelectual, moral y afectiva en relación a la cultura en la cual se desenvuelve el individuo.

¿Por qué entonces, se sigue adoctrinando en colegios e institutos, facultades y demás centros educativos que imparten educación tano formal como no formal o informal? 

La respuesta es bastante obvia. Un modelo educativo que ha perdurado por mucho tiempo bajo los intereses de las cúpulas económico-políticas, es difícil de derribar, dada su aceptación general. De hecho, es bastante más fácil de lo que crees, caer en el adoctrinamiento, pues tendemos a considerar nuestras ideas y valores como los mejores o más libres, incluso cuando éstos no son más que copias de otros impuestos. Todos podemos caer en el adoctrinamiento. ¿Somos pues, conscientes de esto?   

Aquí te dejo una infografía para reflexionar sobre nuestro papel en el aula. Pero es extensible a nuestra manera de comportarnos y de mostrar nuestros conocimientos en la vida, con nuestros hijos o nuestros semejantes. Espero que sirva para hacer un poco de revisión personal. A mí, me ha ayudado.


LA ATENCIÓN SELECTIVA. Infografía: ¿Educas o adoctrinas?




Paidocentrismo vs Magistocentrismo.

Una de las principales formas de adoctrinar en el aula es acogerse al magistocentrismo. Con esta corriente pedagógica al servicio del capitalismo en expansión, desde el s. XVIII, se ha venido estableciendo la explicación del profesor como el principal recurso educativo de muchos docentes en el aula. De un modo tan poco objetivo de analizar la realidad que rodea al discente, sin alguna otra metodología o recurso que fomente la libre opinión, el adoctrinamiento está garantizado. Y aunque resulte algo tan arcaico y anclado en el pasado, es una práctica ampliamente extendida en educación a día de hoy.

El paidocentrismo, al contrario, surge como corriente que pretende deshacerse de todo tipo de protagonismo del docente en al aula, para devolvérselo al alumnado. Surge con la corriente educativa de la Escuela nueva y aunque parezca un tipo de pedagogía novedosa, el paradigma paidocéntrico fue una creación de Comenio. Por tanto, dar libertad al alumnado para que emplee sus propias estrategias y recursos para acercarse al conocimiento, nos acerca más a la educación en su sentido más pedagógico.

Ideas vs dogmas.

Por otro lado, en educación es fácil caer en los dogmas. Los docentes, educadores, padres, etc., tenemos en muchas ocasiones verdades absolutas con las cuales categorizar lo que es acertado o verdad. Si dogmatizamos a los demás, no dejamos que lleguen a los conocimientos mediante su propio aprendizaje, sino que lo coartamos a nuestra percepción. Un alumno, un niño, o un adulto que muestra sus propias ideas, es un individuo libre que emplea la crítica como principal arma de construcción de su propio aprendizaje. 

Construír vs memorizar.

Otro de los principales motivos por los cuales dogmatizamos en nuestra vida como en el aula es el modo en el cual manejamos la información. Si en tu aula dejas que tus alumnos jueguen con la información que proporcionas de modo que construyan su propio aprendizaje, los estarás acercando a un conocimiento libre pensador, crítico y constructivo. Por el contrario, el empleo memorístico de asimilación de la información no sólo es efímero sino que es falto de todo tipo de repercusión educativa. Memorizar es limitar, es reducir el aprendizaje, no es significativar, es adoctrinar.

Creatividad vs copia.

Cuando tu modo de relacionarte con el mundo en general es creativo, empleas recursos varios y diversos para mostrar los conocimientos que quieres enseñar. El modo de presentar la información es fundamental, como puedes analizar por los anteriores apartados. Un ambiente de trabajo creativo (en cualquier empleo, trabajo u oficio, no sólo en educación) es libre, lúdico y generador de experiencias didácticas. Los contenidos adquiridos mediante la creatividad no se olvidan tan fácilmente como los memorizados y su aprendizaje es más sencillo y adaptable a la diversidad. En el lado opuesto, fomentar la falta de creatividad nos lleva a la copia de contenidos de todo tipo. La copia de materiales de libros, de recursos ya desgastados por el uso, de emplear siempre un modelo previo, reduce la capacidad crítica y fomenta el adoctrinamiento.

Libertad vs represión.

Aunque suene extraño que se pueda reprimir a un grupo de discentes, esto es más común de lo que crees si no respetas sus identidades. La diversidad en nuestro alumnado produce que tomemos dos perspectivas a la hora de afrontar nuestro trabajo docente. Podemos optar por aceptar la diversidad y adaptar nuestra práctica educativa a cada discente, o bien, podemos adoctrinar haciendo que todos los alumnos sean iguales ante el hecho del aprendizaje. Esto no quiere decir que respetemos sus derechos y oportunidades como individuos iguales ante el derecho de educación, sino todo lo contrario. Si pretendemos que todos nuestros alumnos adquieran los mismos aprendizajes, con los mismos ritmos, horarios estáticos, lugares cuadriculados, etc.; fomentaremos un adoctrinamiento similar al gubernamental con la población en tiempos de crisis. Todos iguales, para que aquellos que son "diferentes" no molesten.

Laico vs religioso.

Por último, he querido "mojarme" con lo que considero es un hecho adoctrinante en la escuela. La enseñanza religiosa. Supongo que probablemente a ti, si eres religioso, te pueda parecer una ofensa el hecho de que juzgue tu religión (sea la que sea) como adoctrinante. Pero lo cierto es, que éste es el fundamental motivo de la doctrina, el considerar unos hechos poco probables o no probados científicamente como verídicos por la creencia en un ente superior. Para mí, religión es doctrina y mientras siga considerándose formación formal, no nos desharemos de esta lacra en el modelo educativo actual. Como único recurso en la concienciación, el laicismo. Si respeto las opiniones y opciones de todos mediante un modelo aconfesional con el trabajo religioso fuera del aula, puedo entonces entender que el modelo educativo está libre de adoctrinamientos.


"El propósito de la educación es mostrar a la gente cómo aprender por sí mismos. El otro concepto de la educación es adoctrinamiento."

Noam Chomsky


¿Y tú qué opinas? Crees que ya se ha dejado de lado el adoctrinamiento en el aula o todavía tenemos que hacer examen de con ciencia? Deja tu comentario aquí e iniciemos un nuevo debate.





6 comentarios:

  1. Es alucinante, completamente alucinante leer tus posts dogmáticos hasta el extremo más extremo, y encima haciéndolos pasar por todo lo contrario. Cuanto más leo, más pasmo me dejan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda. Gracias por pasarte por La atención selectiva. Creo entender por tu comentario, además, que has leído varias entradas y eso, me encanta.

      Sobre tu comentario, agradezco tu opinión aunque no sea mi parecer, eso sí, me gustaría hacer alguna puntualización. Verás, todo lo que escribo puede tener un fundamente científico, filosófico, o relacionado con alguna corriente educativa, psicológica, del coaching, etc; pero, siempre es una opinión personal. Opinión la cual no obligo a nadie a compartir. Aquí cada quien es libre de pensar y opinar, como tu lo has hecho. Y obviamente, si todos pueden, yo también. De hecho, para lo bueno y para lo malo, siempre hablo en tercera persona, para incluirme y que se muestre que yo también tengo defectos. A tu parecer, uno de ellos es que dogmatizo. Respeto tu perspectiva de los hechos aunque no la comparta. De hecho, hubiese agradecido que te refirieses exactamente en qué sentido o en cuáles de mis letras tú ves un dogma. Más que nada para poder debatirlo, hablarlo, o escribirlo, como sea.

      En fin, lamento si te has sentido coaccionada a tomar una opinión o afectada en algún modo. Como ya te he dicho, no es más que un artículo personal.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola, Elvira:

    Este artículo es francamente sensacional. El adoctrinamiento no debiera considerarse un fenómeno reciente; sino como un mal endémico desde los albores de la civilización. Ya sea por desconocimiento o intereses, la sociedad en conjunto tiende hacia un estatus quo y se siente amenazada cuando alguien intenta derribar los argumentos que la constituyen. Una gran parte de la nuestra visión se basa en prejuicios y dogmas recibidos durante la infancia, y ello, en mi opinión, condiciona que seamos incapaces de fomentar la crítica y el enjuiciamiento en los más jóvenes.

    Como activista por los Derechos Animales, estos hechos los compruebo fundamentalmente en el adoctrinamiento especista. Para más información, quisiera que le echase un vistazo a un artículo escrito por un buen amigo mío y viese esta charla impartida por el profesor Samuel Guerrero Azañedo:

    http://lluvia-con-truenos.blogspot.com/2016/01/censura-y-adoctrinamiento.html

    https://www.youtube.com/watch?v=b1c3j-tKsD0

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Adrián! Primero que nada, tutéame por favor. Esta es tu casa y siempre tendrás cercanía.
    Me ha gustado muchísimo el enfoque que le has dado al motivo del adoctrinamiento. Lo cierto es que acabo de leer el artículo que recomiendas y desde la ignorancia, el paralelismo con los temas musicales me ha parecido tremendo. Si hay algo que me encanta de comunicarme por este medio es la cantidad de nuevas perspectivas y conocimientos que puedes llegar a adquirir. Me voy a quedar ahora viendo tu vídeo y te agradezco muchísimo tu aporte.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo, Elvira:

      Con permiso, tutearé. Gracias las nuevas tecnologías podemos aprender muchísimo de asuntos que cada uno, en su vida privada, no conocía antes entonces. Me satisface que te haya gustado. Yo acabo de terminar la carrera en biología y hace un año no hubiera imaginado que ahora mismo estaría como activista. Me topé con los textos de Igor Sanz (el blog enlazado) junto con los de otros compañeros y ello me hice replantearme seriamente mi manera de pensar hacia otras especies.

      Siguiendo la línea de mi comentario precedente, considero de vital importancia que los docentes impartan una educación libre de prejuicios; sin embargo, ello se vuelve imposible si primero nadie señala que la mayoría de nosotros, sin saberlo, padece el prejuicio moral más arraigado de todos: el especismo (la discriminación moral según la especie).

      Me complacería enormemente que le diera una oportunidad a este artículo general escrito por Luis Tovar (licenciado en filosofía) que enlazo a continuación y una entrada que escribí yo como introducción a los Derechos Animales:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/preguntas-frecuentes_407.html

      http://elguardiandeloscristales.com/wordpress/el-principio-de-igualdad-para-otros-animales

      ¡Un saludo cordial!

      Eliminar
  4. ¡Hola, Adrián! Primero que nada, tutéame por favor. Esta es tu casa y siempre tendrás cercanía.
    Me ha gustado muchísimo el enfoque que le has dado al motivo del adoctrinamiento. Lo cierto es que acabo de leer el artículo que recomiendas y desde la ignorancia, el paralelismo con los temas musicales me ha parecido tremendo. Si hay algo que me encanta de comunicarme por este medio es la cantidad de nuevas perspectivas y conocimientos que puedes llegar a adquirir. Me voy a quedar ahora viendo tu vídeo y te agradezco muchísimo tu aporte.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

LO MÁS LEÍDO ESTE MES

PARA RECIBIR CONTENIDOS DE LA ATENCIÓN SELECTIVA, INTRODUCE TU EMAIL

 

VISITAS

Libros de 0 a 99 años