15 DATOS QUE DESCONOCES SOBRE EL MAESTRO DE TUS HIJOS (MADRE DE MIL).

Si te digo, así a bote pronto, qué te imaginas que hace el maestro de tus hijos en su día a día; probablemente te lo imagines tiza en mano con un semblante sereno y quizás serio, explicando la lección, o castigando a algún niño, o mandando deberes (que ya sabemos que le encanta), o tomando café en la sala de profesores,... 



Lo cierto es que es tan desconocida la figura del maestro en este país..., como en tantos otros. Supongo que el motivo del desconocimiento acerca del trabajo del maestro de tus hijos, es por un lado, la falta de conexión con los padres a la hora de participar en la vida educativa de los hijos; y por otro, la concepción que de los profesores se tiene, basada en nuestra idea de la docencia. La enseñanza por suerte, ha cambiado notablemente, y aquel profesor que fumaba en el patio del colegio durante tu recreo, que leía el periódico en clase, que te dejaba una hora sólo con tus compañeros mientras religiosamente hacíais los ejercicios de matemáticas del libro de Santillana, ya no existe. 

Pero el maestro de hoy en día, ese que está realmente formado en un prototipo educativo innovador y que se reinventa cada, día fruto de los cambios sociales y tecnológicos, es un gran desconocido. Y es que los medios de comunicación y las redes sociales, no ayudan mucho. Si bien, en lugar de acercar un poco más la labor docente, la llenan de prejuicios.

Por este motivo me gustaría acercar hoy un poco más, para ti, la idea real que supone ser maestro de tus hijos. Así, si alguna vez no estás de acuerdo con él, o no te gusta el modo en que actúa en un determinado momento con los tuyos; tendrás una idea más objetiva y menos sesgada de lo que supone trabajar en educación. Por tanto hoy, primer domingo de mayo, día de la madre; le quiero dedicar esta entrada a las madres de mil, las profesoras y profesores, maestros y docentes, educadores que se dedican a educar y muchas cosas más.

Pero antes de empezar, una puntualización. Yo, como sabes, porque lo digo muy orgullosa, soy docente de la Escuela Pública, con lo cual mis referencias están fundamentadas en esta institución.

Y ya estamos listos para empezar. Así, en petit comité te cuento algunos datos que probablemente conozcas y otros que pueda te sorprendan, algunos difíciles de creer y todos ellos como síntesis de un mapamundi a escala eufemísticamente reducida. En definitiva...








 15 datos que desconoces sobre el maestro de tus hijos:

 

 


Tiene una jornada laboral de 7 horas diarias, reconocidas por la ley. Cinco de ellas en el centro (esto en Educación Primaria, ya que en Secundaria son más), con excepción de los días para la acción tutorial y días de guardia (en las que suele completar las 7), y las restantes en casa. Si bien es cierto, que muchas veces son más y algunas menos, tiene la suerte de poseer unas horas que destina al teletrabajo, muy necesario para proporcionar calidad educativa. Si no te han dado las cuentas porque los profesores están en guardias de transporte o de comedor, por ejemplo; espero que no seas de esas personas que creen que cuanto más esté en el centro el profesor de tus hijos, mejor. Ese valiosísimo tiempo, es el que resta de preparar sus clases. Y sí, probablemente llegará el día en el que el profesor de tus hijos tenga que estar toda su jornada en el centro, y ese día la calidad educativa perderá todo lo que es a día de hoy.





Tiene una responsabilidad civil para con tus hijos ya se encuentre en el colegio o instituto, en su aula, en el baño, en una excursión o en la luna.


 

No tiene por qué trabajar siempre en un colegio. De hecho puede trabajar en un hospital, en un centro para drogodependientes, en la cárcel, en educación para adultos, en un centro específico para alumnos con necesidades de apoyo educativo, viajando con un circo, etc. Y no, lo del circo no es una hipérbole como lo de la luna, en el punto anterior.




Pasados los primeros 6 años de profesión tiene más de 100 horas de formación "obligadas", aunque realmente suelen ser muchísimas más. Los profesores son de los profesionales más formados permanentemente. De hecho existe una plataforma para la formación de los docentes, en donde los recortes son ya agujeros negros, pero ahí está.




Hace una programación anual de todo lo que va a realizar en el aula de tus hijos durante un curso escolar. Independientemente de la ley de turno que le toque (lo cual, te digo de antemano, dificulta mucho el corta pega) diseña por adelantado toda su práctica docente y entrega esta labor para que esté en conocimiento del equipo directivo y del inspector educativo de la zona, así como de la comunidad educativa. Te puedo decir por propia experiencia, que el aspecto burócrata en la labor docente es cada día más amplio, lo cual pone trabas en la mejora educativa. Por no hablar de lo que resta en libertad de cátedra, pues debes contextualizar de antemano sin conocer el futuro de la acción con el grupo clase.




Lleva a cabo proyectos de dinamización de la lingua, o la llengua o de la hizkuntzaren, de dinamización de la biblioteca, de actividades extraescolares, de huertos escolares, de innovación educativa, del grupo de teatro o del coro escolar, de tantas cosas... muchas de ellas desde el punto de vista del incremento de la carga horaria que ha sufrido en los últimos años. Así que, no te voy a mentir, probablemente las horas que dedica a estas empresas las resta a su tiempo de ocio.





Cumple con un horario de guardias que se emplean para cuando un compañero falta al trabajo, y de verdad que no, no son horas que emplee para tomar el café. Cuando no tiene que sustituir a un compañero, ese horario lo emplea en planificar clases, corregir pruebas o buscar información y revisar contenidos, las dinamizaciones de las cuales hablo en el punto 6, etc.





Durante su período de vacaciones, esas taaaaan largas, está a disposición de la administración para las labores que ésta considere. ¿Te imaginas estar a disposición de tu jefe en tus días libres? Sí, al maestro de tus hijos lo pueden llamar para ir a trabajar en julio, y en diciembre también. Y una vez más, si eres de los que consideran que un recurso como el maestro de tus hijos es una buena baza para la conciliación, de verdad que no estás empleando bien tus cartas en esta partida.





Tiene altas probabilidades de padecer estrés laboral o burnout  según estudios de diversas fuentes.






Siempre trata de ahorrar, pues es consciente de que sus presupuestos son cada vez más reducidos. Aunque esto parezca bueno no lo es, pues se dejan de planificar actividades (no siempre de expresión artística) por considerarlas de coste elevado o para la que se necesitarían materiales "caros".





Tiene constantes reuniones para coordinar con sus compañeros todos los aspectos organizativos tanto de su docencia como del funcionamiento del centro. Es realmente organizado y cada paso que da, está medido y estudiado.





No le gusta castigar a tus hijos sin recreo, pues esto supone que también él se queda sin descanso. Y en caso de que se quede con ellos, no lo suele hacer como recurso para que aprendan por las malas; sino para trabajar conceptos que no han quedado claros, siendo estas las menores de las veces. Los años del castigo en el aula ya han pasado. Te lo digo de verdad, si piensas que a tus hijos los castigan sin causa o porque les tienen manía, te recomiendo que te replantees las reuniones de tutoría con el maestro de tus hijos, porque no  estás entendiendo el funcionamiento del colegio en la actualidad. Pide una tutoría y que te lo expliquen antes de mostrarte crítico, es un beneficio que les concederás a tus hijos.





Para acceder a su puesto de trabajo tuvo que pasar un proceso de selección bastante más duro que  la simple entrevista de trabajo de cualquier docente finlandés, para que luego se les llene la boca a los políticos españoles que piden un MIR para maestros. ¡Ya existe, señores! Se llama oposición. Y a veces, las comparaciones, son odiosas. Aunque las mejores notas de la selectividad llegaran a magisterio, esto no sería ni una milésima parte del recorrido que les quedaría a nuestros jóvenes estudiantes para llegar a ser docentes. La oposición para maestro y profesor es más dura, mucho más, que un examen de selectividad; pero los medios de comunicación y los políticos, ya se encargan de hacerte creer que el maestro de tus hijos no es el mejor, que el mejor es el que estudió medicina.

 



Y hablando de esto, el maestro de tus hijos, estudió una carrera denostada y desprestigiada de la cual dicen es la más fácil de todas las habidas y por haber. Y probablemente lo sea, pero ese maestro tiene algo que no se aprende en ninguna facultad, vocación para educar a los tuyos.


 


Esto, y mucho más...

Se fue un día llorando a casa porque se enteró de que ese niño con TDAH, lo padece porque su madre drogodependiente consumía durante el embarazo. Decidió jugársela a una demanda, llevando en su propio coche a un alumno del PROA por las tardes, para que pudiese mejorar en sus estudios. Es el que decidió ser valiente y llamó a Asuntos sociales, por aquel caso de abandono. La  que recibió a la policía cuando se llevaron a aquel chaval acusado de hurto. El mismo que le da de comer a aquel niño que no trae merienda y no lo sabe nadie. El que paga la excursión del que no tiene recursos. Es aquella que sin pensárselo dos veces se llevó al alumno al hospital en lugar de esperar la ambulancia, y ahora, ¿sabes qué?, tiene una demanda por negligencia. Es aquel al que privaron de recursos humanos en una clase de 25 más dos repetidores. Es al que asesinaron en el aula, portada de los medios en un día y gran desconocido a día de hoy. También es el que ganó un concurso de micro relatos y el que está doctorado, probablemente con Cum Laude. Es ese que nominaron para el Nobel de los docentes, tanto como ese otro que simplemente acude feliz a su trabajo, porque es lo que más le gusta en la vida. ¡Es el que les enseñó a leer! Y no nos olvidemos del que se emociona con la obra de teatro de su tutoría, y del que llora cuando despide a los que pasan de etapa. Es aquel que los quiso nunca como tú, pero sí como una madre, como un padre. Es ese padre de cientos, esa madre de mil.





Si tienes que poner alguien en un 
pedestal, pon a los maestros. Son 
los héroes de la sociedad.

Guy Kawasaki.



Y yo, humilde y muy posible parcialmente añado, son las madres de la sociedad.



15 comentarios:

  1. Muy bien, claro que sí. Bravo por los profes que tanto tienen que ver en quienes somo ahora. Un saludo desde el blog La Roca más Diamante del mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que nombre tan bonito para un blog!!! Estoy deseando entrar para verlo! Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. En el nº 15, personalmente no se como te atreves a afirmar con esa rotundidad "...ese niño con TDAH, lo padece porque su madre drogodependiente consumía durante el embarazo..." ¿eres psiquiatra de niños, neuropediatra, neuróloga o pediatra?, cuidado con lo que publicas, te recuerdo que eres una funcionaria y estás bajo una serie de leyes que no te permiten revelar secretos profesionales ni afirmar este tipo de cosas con esa total "convicción"...El TDAH es un trastorno heterogéneo y por lo tanto muy difícil de diagnosticar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que el número 15 es una serie de ejemplos (novelados) que han servido como colofón al post. Qué pena que, para opinar, haya que "amenazar".

      En fin, precioso post. Gracias por hacer que conozcamos un poquito más esta profesión. Un beso.

      Eliminar
    2. Me gustaría realmente poder dirigirme a la persona del segundo comentario por tu nombre de pila, pero dado el anonimato tendré que hacerlo de este modo. De hecho, Medité también si contestar te o no, pero ya que no tengo un filtro de comentarios pues creo firmemente en la libertad de expresión, más si cabe en la red, quiero que sepas que mi condición de funcionaria no me exime de escribir con libertad y sin sucumbir en la coacción. Supongo que cuando escribes sobre un campo tan amplio como es la educación, no todas las perspectivas son bien recogidas, y ante la diversidad de opiniones vaya mi respeto por delante. Eso sí, hay modo de decir las cosas y la verdad es que el tuyo hoy, no ha acertado. Decir que a tu pregunta sobre "qué soy", hay un apartado en este blog, que te agradezco que leas, en donde, a pesar de mis reticencias con la titulitis de la cual muchos hacéis gala, muestro un breve resumen de mi trayectoria académica. Si no te has pasado por la página, ahí tienes la respuesta. Yo no me escondo. Y tampoco me escondo de una realidad que para relatala; no he tenido que mencionar a ningún alumno o alumna, padre o madre, profesor o profesora con quien me haya relacionado en cualquier colegio, instituto o escuela de música en donde haya trabajado a lo lardo de mi trayectoria profesional. Lo siento, pero la malicia la has pues tú. Aun así, te agradezco tu punto de vista, y espero que vuelvas por La atención selectiva.

      Muchas gracias Vanessa, por tu comentario. Me alegra que te haya llegado el mensaje. Un abrazo!

      Eliminar
    3. Y aquí llega nuestro Anónimo. Otro/a acomplejado más que paga sus frustraciones con los maestros, y que, lejos de facilitar la labor docente, acude rápido/a como nadie para hablar de leyes y denuncias, más entendido/a que nadie. Si es que ya no podemos mover un dedo ni por internet, coño!! Y sí, soy maestra. Mis alumnos me adoran y yo los adoro a ellos. Y ahora vas, me registras la dirección IP y me denuncias por escribir "coño". Venga, a pasarlo bien!

      Eliminar
    4. Lo cierto Ana María, ahora ya viendo esto desde la distancia, es que la gente tiene una idea sobre lo que es denunciable en esta profesión realmente sesgada, supongo que por desconocimiento una vez más de nuestro trabajo y de la figura del maestro o del profesor. Desde luego hay que tener en cuenta que somos agentes del estado, al igual que un policía, que un juez, que un militar, y por tanto unos derechos. Vamos, que IP tenemos todos, y la Ley Mordaza por suerte, ya es historia. Un saludo y gracias por tu comentario, compañera!!

      Eliminar
  3. Muchísimas gracias por esta conmovedora e instructiva entrada. No sé si porque "algo" tuve que ver con todo lo que comentas o porque me estoy haciendo mayor y cada día añoro más mi profesión, el caso es que me ha llegado muy adentro y me ha hecho llorar de emoción. ¡Qué Dios te bendiga!

    Recibe un cordial saludo y un ramillete de besos. ¡Sé feliz!

    Vesta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso mensaje, precioso centario y preciada visión después de los años. Agradecidísima, Cesta, por tus bendiciones, me fui ayer a la cama con la ilusión de compartir emociones y hoy, he buscado un momento para contestarte con tiempo y al menos, con el mismo cariño que has escrito tú.

      Un beso enorme y gracias, gracias, gracias por tus palabras!!

      Eliminar
    2. Las gracias son para ti, por tu generosidad y entrega. No permitas que nada ni nadie te cambie. ;)

      Besitos mi niña,

      Vesta

      Eliminar
  4. Una MARAVILLOSA semblanza de lo que es el docente de HOY. Literalmente, me he echado a llorar de emoción, por lo bien que describe la realidad. Gracias a quien lo escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Mjesusra, por tus bellas palabras. Conectar desde las letras es impresionante, lo mejor que me ha dado este mundo del blogging. Un saludo y un abrazo en la distancia.

      Eliminar
  5. Una MARAVILLOSA semblanza de lo que es el docente de HOY. Literalmente, me he echado a llorar de emoción, por lo bien que describe la realidad. Gracias a quien lo escrito.

    ResponderEliminar
  6. Hola, me ha gustado tu post, pero es sesgado y muy generalista y con muy poca autocritica.
    Como tu mencionas en la primera parte, describes al maestro que tiene " alta formación en un prototipo de educacion innovador, que se reinventa fruto de los cambios sociales ..."
    Me vas a disculpar, pero este tipo de maestros son, y conozco muchos, una gran minoria dentro de l profesion del profesorado, hoy dia.
    Muchos, muchos de nosotros hemos sido educados de una forma muuuuy tradicional, donde el maestro daba su clase magistral y los alumnos, sentaditos y sin rechistar escuchábamos durante horas.
    Hoy dia, poco a cambiado, y todo sigue igual o incluso, a mi parecer, ha empeorado...porque hemos introducido el concepto de "competitividad" y ahora no se respeta, ni siquiera los ritmos y desarrollos neorologicos de un niño, exigiendoles mas y mas, a mas temprana edad, con la excusa de la competencia y matando para ello su creatividad y su salud emocional.
    Me vas a disculpar, pero muchos maestros son meros formadores de conocimientos o meros trainiers de futuros trabajadores por cuenta ajena....y han dejado de lado su labor, tambien de "educar", donde esta la educacion integral de la hablan prestigiosos pedagogos como Piaget, Montessori, etc etc
    Esto es lo que hace desprestigiar la figura del maestro de hoy dia.
    Y sino, porque hay tantos maestrso y profesores que desencantados con el sistema y de sus compañeros deciden educar a sus niños en casa???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Isabel!

      Primero que nada bien venida a La atención selectiva y gracias por tu enriquecedor punto de vista. Verás, tienes mucha razón en mucho de lo que escribes. Lo primero, sí tengo que reconocer que mi opinión es sesgada. En un lugar como este en el cual hablamos de sesgos día sí, día también, sería una incoherencia no reconocerlo. Y es que yo misma lo reconozco en el último párrafo del texto que soy parcial con este tema, por tanto sí, la información está sesgada porque cuenta una cara de la historia. Es un texto embellecido, porque no miente, pero como tú bien dices oculta. Y también es cierto, no hace autocrítica alguna, pero hay otros post para esto, y lo habrá. Este era para reivindicar algo con lo que no estoy de acuerdo contigo. Yo sí creo que la educación ha cambiado mucho, que no es la misma que nos tocó vivir a tí, Isabel, y a mí. Y no creo que generalice, porque verás, he tenido tanta suerte a la hora de contar con tan grandes profesionales como compañeros. Mucha suerte sería, pues llevo ya unos cuantos años de profesión, y de muchos compañeros he aprendido, por suerte, de este oficio increíble. Es más, de estos compañeros, no voy a decir que haya aprendido más que de Piaget y de Montessori, pero sí me han enseñado desde la acción educativa, desde la educación esa que demandas, que tanta falta hace, dices bien.
      Podría estar todo el día contestando porque realmente creo que eres buena interlocutora en este tema, es más, te agradezco tu último párrafo pues me ha dado una idea para un nuevo post sobre la educación en casa. Pero te dejo ya con algo en lo que tienes rotundidad en la razón, lo que apuntas sobre la competitividad. Pronto será, por desgracia parte de nuestro ADN, pero en esto, estarás de acuerdo, no es sólo responsable el docente, sino toda la sociedad.

      Te agradezco una vez más tu comentario, Isabel y te envío un abrazo. Espero encontrarte más por aquí.

      Eliminar

LO MÁS LEÍDO ESTE MES

PARA RECIBIR CONTENIDOS DE LA ATENCIÓN SELECTIVA, INTRODUCE TU EMAIL

 

VISITAS

Libros de 0 a 99 años